Archive | DC RSS for this section

Súperfórmula contra el Cáncer

La primera medida, según los médicos, para llegar a superar un cáncer es CREER QUE PUEDES SUPERARLO. Pero, sí es un paso difícil de conseguir para un adulto, imagina como debe ser para un niño que pasa de estar en el colegio, en su casa, con sus amigos a estar asustados y restringidos en un área de un hospital llenos de máquinas.

Para luchar contra ello la agencia JWT, la Warner Bros y el A.C. Camargo Cancer Center de Sao Paulo en Brasil han diseñado una supercampaña para ayudar a los niños ha entender esta enfermedad y darles fuerzas a través de los súperheroes de los cómics para conseguir superarla.

Leer Más…

La Liga en pañales

Lo más seguro es que si os hablo de Yale Stewart no os suene de nada. Sin embargo, es el autor de un webcómic o de una tira bisemanal que espero con impaciencia cada lunes y cada jueves.

Se trata de Little League, un webcómic compuesto de varias tiras cómicas muy breves que se publica (como podéis suponer de lo que os cuento en el párrafo anterior) dos veces a la semana. En ella, Stewart reúne a la Liga de la Justicia de una forma que no habíamos visto antes: en el parvulario.

Leer Más…

La muerte de Robin

Uno de mis comics favoritos por antonomasía y que releí hace unos días es sin duda Batman: Una muerte en la familia; que relata la muerte de unos de los personajes menos apreciados del Universo DC y más concretamente del Universo de Batman, Jason Todd el segundo Robin.

Si todo el mundo estaba fascinado con Batman, aún mejoró más la perspectiva cuando el caballero murciélago tomó bajo su tutelaje a un joven que había perdido a su familia, pero que resultó un excelente contra punto al héroe nocturno. Se traba de Dick Grayson el primer Robin. Grayson se adaptó tan bien a su papel, que acabó teniendo su propia miniserie y, al igual que Batman colabora con la Liga de la Justicia, Grayson pasó a colaborar (casi más a entrenar) y liderar a los Jóvenes Titanes. Sin embargo, como en toda familia, Dick creció y decidió que quería su independencia tanto privada como superheroíca, por lo que se marchó del lado de Bruce Wayne y adoptó una nueva identidad: Nightwing.

Además, Barbara Gordon la primera Batgirl ya ha sido atacada por el Joker (La Broma Asesina si queréis saber qué pasó) y postrada en una silla de ruedas. Bruce no puede evitar recriminarse durante toda esta historia sobre si estará a punto de perder a un compañero más.

Así mismo, el departamento editorial, decidió que no era bueno que Batman siguiera solo, por lo que en una de esas vueltas de guión Batman encontraría a un pillastre huérfano en los suburbios de Gotham intentando robarle las ruedas al Batmóvil: Jason Todd. Batman recuerda de él que “Era rápido e inteligente. Era como volver a entrenar a Dick. Pero había un ramalazo rebelde en este chico”.

Ramalazo rebelde por el que tenemos esta historia. La conducta de Jason desde su último enfrentamiento con Harvey “Dos Caras” Dent (asesino de su padre) había ido empeorando, no respondía a las ordenes y a ser cada vez menos precabido, jugándose (aún más) la vida en sus patrullas nocturnas. Por lo que Bruce le relevó del servicio como Robin. Las consecuencias no se las hubiera esperado nadie: Jason encontró su partida de nacimiento y en ella, el nombre de su madre había sido borrado totalmente excepto una inicial “S”, la mujer que había críado a Jason y que él había creido su madre se llamaba Catherine. Blanco y en botella.

Gracias a la antigua agenda de su padre y al ordenador de la Batcueva, Jason consigue localizar a las tres candidatas a ser su madre biológica: Sharmin Rosen (agente secreta israelí, de misión en Libano), Shiva Woosen (mercenaria, en algun lugar de Beirut) y Sheila Wayhood (doctora en un campo de ayuda, en Etiopía). Así que ni cortó ni perezoso, se escapa de la mansión Wayne rumbo a Oriente Próximo para encontrar a su madre.

Mientras, Bruce ha llegado a Libano como Batman persiguiendo al Joker que ha robado un misil nuclear y cree que pretende venderlo aprovechando el conflicto palestino-israelí y ya de paso meorar sus finanzas que han caído en picado desde su último ingreso en la cárcel. En Libano, buscando a uno de los hombres del Joker, Bruce y Jason se encuentran y deciden (ya que Sharmin acompaña al hombre que persigue Batman) colaborar ya que tienen un mismo objetivo.

Después de desbaratar los planes del Joker y su misil nuclear (al que le salió el tiro por la culata literalmente, por cierto); se enfrentaran a una nueva misión contra Lady Shiva y sus mercenarios; para, por último descubrir a la verdadera madre de Todd. Sin embargo, el Joker se ha adelantado por otros motivos, pretende cambiar las medicinas del campamento de Sheila Wayhood por su droga de la risa, por lo que Batman va a detener al convoy y Robin ha defender a su recién hallada madre…

Y… bueno, para la siguiente parte mejor os dejo un video para que os hagáis una idea.

Finalmente, Batman destrozado vuelve a los Estados Unidos siguiendo una pista del Joker que le cita en el edificio de la ONU de Nueva York. Allí se encontrará con el siempre oportuno Superman y juntos se llevarán la sorpresa del momento (que no os pienso rebelar) además de que el Joker está planeando intoxicar a toda la Asamblea de la ONU con su gas de la risa.

¿Conseguirá Batman detenerle a tiempo y entregarle a la justicia o se dejará llevar por su sed de venganza por el compañero asesinado?

FICHA:

Comic: Batman: A Death in the Family (Batman: Una muerte en la familia)

Nota: 8

Anotación: Aunque la forma de dibujar de Jim Aparo no me parece una maravilla (especialmente su dibujo del Joker con ese mentón que parece que te va a sacar un ojo) no está tan mal para ser un cómic publicado en 1988…  La historia no es cosa del otro mundo, está claro que los guionistas conociendo la decisión de la editorial (se le dió dos números de teléfono a los lectores para que llamaran y decidieran si querían que Jason sobreviviera o no) intentaban congraciar a Jason con la audiencia… Lamentablemente no lo consiguieron, pero gracias a ello, tuvimos una saga muy interesante veinte años después: Capucha RojaRecomendable.

 

 


Menudo lío comiquero

Que sí señores, no se ocurre otra forma de clasificarlo, se ve que a los hindúes (los indios de la India, para que nos entendamos) no les diferencias los comics como DC y Marvel y además no tienen claro o el sexo de Spiderman o el traje de Spiderwoman. Porque sino a mí que me explique este video…

Si es que dan ganas de sacarse los ojos. O los oídos no sé que sería primero… Para que le echéis un vistazo mejor a los fotos os dejo aquí una foto, que como salen estáticos, pues los veis mejor.

Al menos Iron-Man tenía su gracia bailando.