Archive | Seinen RSS for this section

Chii? Let me be with you

Chii es sin duda uno de los personajes más dulces y carismáticos que se han creado nunca en el univeerso del manga y el anime, y no me estoy refiriendo esta vez a la dulce gatita de Chii’s Sweet Home. Si no a Chii o Elda una de las principales protagonistas de Chobits.

Chobits, es un manga de las conocidas CLAMP (algún día les dedicaré un post a estas mujeres) se publicó entre 2001 y 2002 (constó de 8 tomos) y en septiembre de 2002 se adaptó para televisión en un anime de 26 episodios que llevó a cabo el studio Madhouse.

Esta historia está ambientada en un posible presente o futuro (cada uno lo ve como lo quiera) en el que las nuevas tecnologías, en vez de desarrollarse como los actuales ordenadores, se han transformado en unos androides conocidos como Persocons que tienen funciones y apariencia humanas.

Nuestro protagonista se llama Hideki Motosuwa, y si habéis pensado que se trata de un pardillito, habéis acertado. Hideki estudia en la universidad de Tokio y por las tardes trabaja en un bar para poder pagarse el apartamento en el que vive (su familia vive en un pueblo lejos de Tokio). Hideki está impresionado con la cantidad de persocons que hay en Tokio (todo el mundo tiene al menos una) y del gran parecido que guardan con las personas, a simple vista sólo se diferencia por las “orejas de gato” que tienen las persocons en donde guardan gran variedad de conectores.

Como podéis imaginar, la situación económica de Hideki es de lo más precaria que hay y no tiene suficiente dinero para poder comprarse una persocon. Sin embargo, una noche ve el cuerpo de una mujer rubia entre la basura. Al principio está convencido que es un cadaver, pero unos segundos después se da cuenta de que se trata de una persocon abandonada y decide llevarsela para probar si funciona.

Tras una embarazosa situación para conseguir encender su nueva persocon y consultar a su amigo Shinbo, mucho más entendido en las tecnologías que él; y que cuenta con una curiosas persocon portatil hiperactiva que responde al nombre de Sumomo (Melocotón). Sin embargo, ambos se encuentran con que esta nueva persocon sólo es capaz de decir Chii. Así que Hideki decide llamarla así, al mismo tiempo Shinbo intenta acceder a los datos del ordenador, para poder ayudar a Hideki a programarla para que le ayude pero lo único que consigue es sobrecargar a Sumono.

Muerto de curiosidad, Shinbo contacta con un conocido experto en persocons que conoce a través de la red, Minoru Kokubunji. Tras examinar a Chii detenidamente con todas sus persocons, incluida Kaede (que desde el primer momento podemos intuir que resulta muy especial para él), lo único que se puede sacar en claro es que Chii tiene una gran protección entorno a sus antiguos datos, que no pueden romper.

Ya en privado, Minoru les confiesa a Shinbo y a Hideki que cree que Chii pueda tratarse de una serie de míticas persocons llamadas Chobits que se cree que podrían llegar a desarrollar sentimientos.

A partir de entonces, Hideki se verá obligado de educar a Chii como si fuera una niña pequeña para que poco vaya aprendiendo desde formas de comportarse, funciones de computadora o simplemente palabras. Al mismo tiempo, tanto él como sus nuevos amigos deberan enfrentarse a complicadas situaciones románticas que pondrán en jaque cualquier idea de que lo que es moralmente correcto a la hora de inciar una relación romántica.

Al mismo tiempo, Chii se enfrentará a un personaje que muchos denominamos la Chii oscura. Un personaje que parece saber mucho sobre ella, y que intenta guiarla por un sendero que los demás no terminamos de saber bien. A lo largo de la historia, seguirán apareciendo nuevos personajes entrañables que complicaran aún más esta enredada trama, sobre todo la casera de Hideki, la viuda Chitose

Aunque mayoritariamente está clasificada como un seinen (un manga dirigido para hombres adultos), hay mucha gente que la considera un shoujo por su alto contenido romántico. Aunque para mí sigue siendo un ecchi muy cómico.

Un Otaku Enamorado: Densha Otoko

Densha Otoko es un manga basado en una serie del mismo nombre que, a su vez, está basado en hechos reales.

Densha Otoko narra la historia de un chico, Densha en los foros de Internet y para nosotros, que salva un día a unas señoras y una chica de un hombre ebrio que las atosigaba en el tren. Después de esto la chica, Hermes (por motivos que ya conoceréis en el manga se la llama así), le envía un par de tazas como agradecimiento.Pero, Densha no se saca a Hermes de la cabeza y empieza a contar su historia en un foro, cuál será su sorpresa cuando empiezan a llegar consejos sobre como debe actuar.

Su dibujo me recuerda mucho a Lupin III, es decir, a los mangas de Monkey Punch; aunque su autor es Hidemori Hara. Muy entretenido, y en determinados momentos puede llegar a engachar.

Podéis leerlo aquí

Historias de un autobus

Bus Hasiru es un manga que yo calificaría para adultos y con esto no me refiero a que sea porno o hentai, sino que son historias maduras.

Se trata de un tomo único, recopilatorio de cinco one-shoot (pequeños retazos de una historia, algo así como en la narrativa un relato breve) cuya única relación es un medio de transporte público, un autobus. Las vidas de los pasajeros, es lo que se cuenta; como se entrecruzan, sus recuerdos, su pasado… Pequeñas historias para seguir adelante.

Ademas de Bus Harusi, el tomo contiene dos historias más bajo el marco de Nanairo Sekai.

Mi recomendación es que lo leáis. Vale la pena.

Muere el autor de Tensai Bakabon

Una de las familias más irreverentes de la animación es la Tensai Bakabon, contaba la historia de una familia formada por un padre (estúpido total) que es Bakabon (atención al juego de palabras porque baka en japonés significa idiota) un hijo mayor tan tonto como el padre (supongo que para confirmar aquello de “De tal palo, tal astilla“) una madre bondadosa y dulce, y un hijo pequeño que es un genio. Como podréis ya imaginar la madre y el pequeño deben solucionar las situaciones estúpidas en las que se meten el hermano mayor y el padre.

Este argumento, que en la actualidad nos parece manído y facilón, fue un éxito en su época. Y todo gracias a su creador, Fujio Akatsuka, ha fallecido de una neumonía, a las cinco menos cinco de la madrugada de ayer. Todavía estaba recuperandose de un cáncer de esófago y un derrame cerebral que sufrió en los años 1998 y 2002.

Akatsuka es conocido por ser un pionero del manga cómico y del magical girl o shojo. Creo personajes como Akko-chan, Osomatsu-kun o Hennako-chanAkko-chan fue la primera chica con poderes mágicos del manga (estaba basada en Samantha, la conocida bruja norteamericana de Embrujada), y hace poco se hizo un remake de la serie.